Palabras de Merton (2)

Empezamos por amar la vida misma, por amar la supervivencia a toda costa. De ahí que hemos de empezar por amarnos a nosotros mismos. Pero, al crecer, hemos de amar a otros. Hemos de amarles como nuestro propio cumplimiento. Luego hemos de llegar a amarles para darles su cumplimiento total, para desarrollar su capacidad de amor, y finalmente hemos de amar a otros y a nosotros mismos en y por Dios.

El Evangelio es la noticia de que, si quiero, puedo responder ahora con perfecta libertad al amor redentor de Dios al hombre en Cristo, de que ahora puedo elevarme por encima de las fuerzas de la necesidad y del mal para decir “sí” a la misteriosa acción del Espíritu que transforma el mundo aun en medio de la violencia y de la confusión y de la destrucción que parecen proclamar Su ausencia y Su “muerte”.

…cuando el Padre abre los ojos en perfecto silencio. Empiezan a hablarle no con un canto fluido, sino con una pregunta que despierta, que es su estado aurora, su estado en el point vierge. Su situación pregunta si es hora de que “existan”. Él responde “sí”. Luego despiertan uno a uno y se hacen pájaros.

Estamos muy dispuestos a creer que el yo que hemos creado, con nuestros esfuerzos más o menos auténticos hasta hacerlo real a los ojos de los demás, es un “yo real”. Incluso lo tomamos por nuestra identidad. la fidelidad a tal irrealidad, claro, es infidelidad a nuestra persona verdadera, que está oculta en misterio. ¿A quién encontrareis que tenga bastante fe y respeto a sí mismo como para hacer caso de este misterio y empezar por aceptarse a sí mismo como desconocido? Dios ampare al hombre que cree saberlo todo sobre sí mismo.

…el hombre es un instrumento musical de Dios. Nuestro canto, unidos, es quizá la mejor y más evidente manifestación de Dios en Su mundo: por Su música en nosotros.

Lo primero que hay que aprender a aceptar, y aún más, elegir, es la evidente imposibilidad de dar a todo un significado claro y definitivo.

Los que estaban abiertos a Cristo y a los apóstoles recibieron la verdad. Los que rehusaron al diálogo, o lo entablaron solo con intenciones políticas, con reservas pragmáticas y sutilezas tácticas, acabaron crucificando a Cristo y matando a los apóstoles.

La tecnología puede elevar y mejorar la vida del hombre solamente con una condición: que permanezca sometida a sus intereses reales, que respete su verdadero ser, que recuerde que el origen y la meta de todo está en Dios. Pero cuando la tecnología no hace más que apoderarse de todo para sus propios fines, explotando y gastando las cosas para la prosecución de sus propios objetivos, y sometiéndolo todo, incluido el hombre, a sus procesos, entonces degrada al hombre, despoja al mundo, asola la vida y lleva a la ruina.

Frases tomadas de CONJETURAS DE UN ESPECTADOR CULPABLE

…empieza con un reconocimiento muy claro del mundo moderno como culpable y caído; pero también, por tanto, como el que puede tener la mayor pretensión a recibir la misericordia cristiana, tanto más cuanto que los mismos cristianos están profundamente metidos en la misma culpabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s