Notas sobre Kierkegaard

Photo by Sushil Ghimire on Pexels.com

Destacado

Soren Kierkegaard: el filósofo del corazón

El filósofo del corazón: La inquieta vida de Sören Kierkegaard by Clare Carlisle

Kierkegaard se pregunta cómo puede un ser humano vivir junto a sus semejantes, cumplir sus compromisos y ajustarse a las expectativas sociales sin dejar de ser fiel a sí mismo.
En una época que se jactaba de haber alcanzado la Universalidad, Kierkegaard convirte en tema de estudio al ser humano particular en una situación particular. Paradójicamente se adelanta 100 años en hallar algo universal.
Desde la idea de que «todo ser humano es un individuo único» K encuentra un nuevo modo de filosofar que será exactamente el modo en que Karl Jaspers lo hace.
Fun fact: Cuando Kierkegaard llegó a Berlín, en 1841, Hegel ya había muerto, pero pudo asistir a las clases de Schelling
Esta visión es original: la fe de Abraham no radica tanto en su entrega de Isaac para el sacrifico como en recibir a Isaac de nuevo tras haberlo dado por perdido.
Nuestra pregunta existencial más acuciante no es ¿Por qué sufrimos ?, sino ¿Cómo hemos de sufrir ?
Los seres humanos no son solo cuerpos y mentes, sino seres espirituales, unidos a un poder más alto.
¿la experiencia es espejo de la reflexión o la reflexión de la experiencia?
Como misionero socrático ha intentado enseñar a sus lectores «no a comprender el cristianismo, sino a comprender que no pueden comprenderlo.
Mientras que la máxima autoridad espiritual, para los católicos, es la Iglesia para los protestantes son las Escrituras, pero ¿y la Iglesia?
Cuando un ser humano pregunta cómo ser leal (a otra persona, a Dios, a sí mismo), no es una verdad del conocer lo que le inquieta, sino una verdad del vivir. Esta verdad es una cuestión de fidelidad, de constancia, de integridad.
Las personas pecan, piensa san Agustín, cuando buscan alivio y satisfacción en lo que no es Dios: en las cosas finitas, los placeres sensuales, las experiencias transitorias.
Los pseudónimos de Kierkegaard no escondieron su identidad, pero lo ayudaron a enmascarar su deseo de reconocimiento.
Uno se hizo grande por esperar lo imposible, otro por esperar lo eterno, pero aquel que esperó lo imposible fue el más grande de todos.



View all my reviews

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s